sábado, 14 de abril de 2018

¿Cómo controlar las emociones?


Cuando hablo de emociones, me gusta pensar que es un vehículo, cuya velocidad depende del control que cada uno de nosotros posee... el piloto de ese auto es sin duda cada uno de nosotros, si chocamos, si frenamos o no avanzamos es el resultado de como nos manejamos en la vida. 

Mucha gente presume de como se impone ante los demás, diciendo "verdades", otros presumen de su infinita paciencia, en fin que cada uno cree tener la razón... pero en el silencio de nuestros pensamientos sabemos que no siempre nos controlamos como nos gustaría.
Al igual que los buenos hábitos de comida, de sueño, de convivencia, las emociones se aprenden a controlar, no es nato; un niño que hace berrinche a los cinco años, debe aprender que no todo lo que desea recibirá, que hay limites, eso lo aprende a fuerza de muchos no, de negativas y de llanto... pero hay chicos con 10 años, aun haciendo berrinches, hay adolescentes y adultos que tambien los hacen, y ante este escenario hay adultos que debemos soportar los berrrinches de otros y manejarlos, digerirlos, procesarlos y obviamente impedir que no nos afecten. 

¿Cómo manejamos las emociones?:

1º - Las emociones son sentimientos y no el timón de la vida. No me gobiernan ni tienen control por sí mismas, Soy Yo quién decide hasta donde me afectaran. 

2º- Pausas, para cada emoción y reacción debe existir una pausa de pensamiento, lo que nos diferencia de otros animales es racionalizar lo que vivimos, no vamos por la vida dejándonos llevar por lo que sentimos. 

3º- Respirar, cuando te ponen una inyección o te extraen sangre te piden que respires, el mero hecho de concentrarte en tu respiración disminuye el dolor del "pinchazo", pasa lo mismo con las emociones, respira controla unas cinco respiraciones y podrás manejar mejor lo que estés viviendo. 

4º- Encuentra motivos, para ocuparte... una mente ocupada no sobredimensiona sus emociones, las vive y las aparta de su existencia. 


Recuerda que tu debes y puedes dominar tus emociones y no al revés; el control de lo que ocurre en tu entorno no es de los demás, nadie te enoja, nadie te daña, tu permites que lo que ellos hagan te afecte. CONTROLATE.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario